Capital de la Costa del Sol, Málaga ofrece mar, montaña, buen tiempo…y miles de encantos. El arte con influencias arabescas, romanas y andalucís se palpa en sus calles y en monumentos como el Palacio de la Alcazaba o el Castillo de Gibralfaro, y en sus plazas, fuentes y jardines. La alegría y la luz son dos rasgos característicos de su personalidad. Sus playas, auténticos tesoros, hacen las delicias de miles de turistas que cada año se decantan por esta localidad andaluza para disfrutar de sus vacaciones. Sus pequeños pueblos pesqueros y parajes naturales impresionan a quien los contempla. La buena mesa, las ferias y las tradiciones tampoco faltan en una provincia que no te dejará indiferente.

www.malagaturismo.com

 

NATURALEZA EN ESTADO PURO

Si quieres cambiar de aires y disfrutar de la naturaleza puedes visitar el Parque Natural de los Montes de Málaga. Su cercanía a la capital, a tan sólo 5 km, lo convierte en uno de los Parques Naturales más próximo a una gran ciudad europea. Si deseas conocer un ambiente más exótico y tropical visita el Jardín Botánico-Histórico de la Concepción: La joya de Málaga. Se trata del jardín tropical más hermoso e importante de la Península y uno de los mejores de toda Europa.

malagaCatedral-Exterior-04El legado histórico de Málaga es amplísimo. Para conocer de cerca esta bella ciudad nada mejor que darnos un paseo por el centro para transportarnos al pasado, a través del arte que se respira en cada esquina. La primera visita imprescindible es a la Alcazaba. Construida por los musulmanes sobre una antigua fortaleza romana, en el siglo XI, está ubicada sobre un cerro donde las vistas son impresionantes. Detrás de este edificio, se levanta El Castillo de Gibralfaro, del siglo XIV; otro de sus vestigios.

Muy cerca nos encontramos con el Teatro Romano, del siglo I. Sin lugar a dudas, uno de los monumentos con más personalidad de la ciudad es la Catedral, ubicada en la Plaza del Obispo. También se la conoce como “La Manquita”, porque una de sus torres está inacabada. En su interior acoge un interesante museo. Justo al lado, encontrarás el Palacio Episcopal, uno de los edificios más representativos de la arquitectura civil malagueña. La huella de los muchos pueblos que pasaron por la zona se palpa también en la Basílica y el Real Santuario de Santa María de la Victoria; en la Iglesia del Sagrario; en la de Santiago; en la de San Felipe Neri o en el Convento de San Agustín. Adéntrate en el Palacio del Marqués de Valdeflores y siente las costumbres propias de principios del siglo XIX en esta ciudad.

malaga-AlcazabaLos mosaicos árabes que acogen sus paredes y su patio central impresionan. Una parte de las estancias del convento de San Francisco es hoy el Real Conservatorio de María Cristina, sede de la Sociedad Filarmónica de Málaga. Además, la gran variedad de jardines y fuentes completan un recorrido indispensable. Recomendable también acercarse a la Fuente de Génova, fruto del renacimiento italiano. Y, de entre las numerosas plazas que hay en Málaga, debes visitar la de la Constitución. Es el centro histórico y político de la ciudad y punto de reunión para muchos malagueños.

La estación AVE de Málaga está ubicada a 10 minutos andando del centro histórico de la ciudad. Inaugurada en 2007, es ya una de las que tiene más tráfico de la península y está comunicada por tren de alta velocidad con Madrid y Barcelona, pasando también por Córdoba, Ciudad Real o Zaragoza. Dentro de la propia estación nos encontramos un centro comercial y un hotel de cuatro estrellas. Málaga está bien comunicada y ofrece todos los medios de transporte públicos que puedas necesitar. Podrás elegir entre una gran variedad de posibilidades para desplazarte por la ciudad y conocer también sus alrededores. Te recomendamos que des una vuelta en uno de los tradicionales coches de caballos aunque, si tienes tiempo, un relajado paseo bien merece la pena.

Playa-La-MalaguetaMás allá de la oferta monumental, cultural y gastronómica, Málaga posee kilómetros de playas para todos los gustos. Desde las más concurridas, enclavadas en plena ciudad, como La Malagueta o Pedregalejo a las más alejadas y tranquilas, como Guadalmar o Peñón del Cuervo. Después de una ajetreada mañana contemplando su abundante legado artístico, nada mejor que relajarte por la tarde tomando el sol y dándote un chapuzón. Todas son accesibles, seguras y cómodas. Y más que recomendable es ver amanecer en Málaga; desde cualquier punto de la ciudad pero especialmente desde los arenales y paseos marítimos. Un auténtico espectáculo de la naturaleza, libre y gratuito.

malaga-Fiesta-de-VerdialesAdéntrate en el Mercado de Atarazanas: Gente y bullicio en medio de multitud de puestos que venden diferentes mercancías. Y de ahí a reponer fuerzas tomándote un buen chocolate con churros en las decenas de cafeterías que hay en la zona. Si te gusta el gentío, no puedes perderte las populares Fiestas de Verdiales. Se trata de una celebración ancestral, prerromana, en la que los colores, las flores y la música son las protagonistas. Y, hablando de tradición, disfruta de las decenas de espectáculos flamencos o de la concurrida Feria de Málaga. Se celebra desde hace más de 500 años, en agosto, y se vincula a la toma de la ciudad por parte de los Reyes Católicos.

malaga-espeto-de-sardinasLa cocina mediterránea tradicional y la creativa se dan la mano en Málaga. El pescado es el protagonista indiscutible de infinidad de platos como el “pescaíto frito” o el espeto de sardinas a la brasa. La carne y la verdura de la zona también tienen un lugar destacado. Y la cocina de autor, va ganando terreno. De unos años a esta parte, esta ciudad andaluza ha sabido hacerse un hueco importante en los circuitos de los mejores restaurantes que apuestan por esta modalidad.

Pero si lo que te apetece es una comida más informal y probar un poco de todo, disfruta de infinidad de tapas: De las de toda la vida o de las más innovadoras. Hay miles de bares y locales donde degustarlas acompañadas de un delicioso vino, típico de esta tierra. Y para los más golosos, uno de los puntos fuertes de esta localidad es la pastelería. No es de extrañar que pasteles y helados cremosos sean dos de sus especialidades.

malaga-Calle-LariosSi te gusta ir de compras, adéntrate en el amplio y variado comercio malagueño. Desde los centros comerciales, pasando por las pequeñas tiendas en pleno centro, y los mercados de calle, encontrarás de todo: Artesanía, antigüedades, obras de arte…pero también ropa, zapatos, bolsos y todo tipo de artículos de regalo. Solo en el Centro Histórico, hay más de 1.000 establecimientos ubicados en las zonas comprendidas entre las calles Larios, Carretería, Álamos y Alcazabilla. Nos ofrecen una interesante jornada de compras mientras disfrutamos de una rica oferta monumental que muestra todo su esplendor.

malagaFACHADA--Fundaci¢n-PicassoTampoco deberías dejar esta ciudad sin adentrarte en alguno de sus 29 museos, la gran mayoría ubicados en pleno casco histórico. Desde el arte sacro y popular hasta el más moderno, como el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga que ofrece algunas de las obras y tendencias de los artistas más importantes del mundo. Otro de sus museos fascinantes es el Museo Carmen Thyssen Málaga que alberga 230 obras de pintura costumbrista española del XIX. También podrás conocer el original Museo Automovilístico de Málaga con una colección de 86 coches clásicos. Único en Andalucía, el Museo del Vidrio y Cristal posee colecciones de cristal de Bohemia y China del siglo XVII. Sin dejar de destacar la figura de Picasso, representado por su Museo Casa Natal y por el Museo Picasso de Málaga donde se expone la mayor colección privada del mundo.

MÁS SOBRE MÁLAGA