Sevilla es un importante destino turístico del sur de Europa que posee una amplia y rica historia, resultado de las diferentes civilizaciones que se asentaron en un territorio muy fértil, situado entre las marismas y el delta del río, a tan solo 80 kilómetros del Océano Atlántico.

Sevilla está muy bien comunicada por diferentes medios de transporte. Gracias a la línea de alta velocidad, podrás llegar a Sevilla en poco tiempo y conocer sus diferentes y numerosos atractivos.

El clima es uno de ellos, el cual permite disfrutar de la ciudad y poder realizar actividades al aire libre.

Célebre por su gastronomía, de gran riqueza y variedad, no puedes dejar de degustar platos tradicionales elaborados siguiendo las recetas de antaño, así como platos más innovadores y de tendencia. Y si eres goloso, nada mejor que probar los deliciosos dulces elaborados por las monjas de los conventos de clausura.

Cuna del flamenco, arte universal, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Este año, del 6 al 30 de septiembre, se celebra la XX Bienal de Flamenco, prestigioso festival, tanto a nivel nacional como internacional, dedicado a esta disciplina artística, que cuenta con la participación de las máximas figuras del cante, el baile y la guitarra, en lugares emblemáticos como el Real Alcázar, la Iglesia de San Luis, o el Teatro Lope de Vega.

Asimismo, Sevilla ofrece una amplia e interesante oferta cultural dirigida a todo tipo de público. Durante el año 2018 celebramos el IV Centenario del nacimiento en Sevilla del pintor Bartolomé Esteban Murillo. Por este motivo se ha organizado una completa agenda de actividades: exposiciones, itinerarios, talleres, ciclos de música, publicaciones, y un largo etcétera, para dar a conocer la obra del genial pintor y su relación con la ciudad.

Por todo ello, Sevilla ha sido elegida por la prestigiosa guía de viajes Lonely Planet como mejor destino turístico del año 2018.

www.visitasevilla.es

www.murilloysevilla.org

www.labienal.com

Sevilla se caracteriza por su inmenso y magnífico patrimonio histórico-artístico. Sus principales monumentos (Catedral y Giralda, Real Alcázar y Archivo de Indias) están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Museo de Bellas Artes es el principal museo de pintura de la ciudad, con 14 salas que contienen pintura y escultura desde el siglo XV hasta pintura costumbrista sevillana del siglo XX.

Sevilla es una ciudad para pasear y deleitarse: Perderte por las recónditas calles y plazas del barrio de Santa Cruz, antigua judería; por el Parque de María Luisa, uno de los principales jardines históricos, con numerosas especies vegetales, glorietas, fuentes, estanques, y donde se ubica la espectacular Plaza de España y la Plaza de América, construidas para la Exposición Iberoamericana de 1929.

Junto a la orilla del río Guadalquivir, la Torre del Oro (con el Museo Naval), el Hospital de la Santa Caridad (hermosa iglesia en estilo barroco con cuadros de Murillo) y la Plaza de Toros de la Maestranza (con el Museo Taurino).

El Barroco en todo su esplendor se refleja en el Hospital de los Venerables, la Iglesia de San Luis de los Franceses o la Iglesia del Divino Salvador; y el Renacimiento en las bellas casas palacios sevillanas que contienen innumerables obras de arte.

Un consejo: No te vayas sin ver la mayor estructura de madera del mundo, Metropol Parasol, popularmente conocido como Las Setas. Su mirador es un lugar ideal para contemplar el bello skyline de la ciudad.

Sevilla forma parte de la primera línea ferroviaria de alta velocidad que se construyó en España. Por ello podrás llegar a la estación de Sevilla – Santa Justa en líneas de alta velocidad desde Córdoba, Madrid, Zaragoza y Barcelona en la línea suroeste-noreste de AVE y desde Málaga a través de trenes AVANT.

Cuando estés en Sevilla, te proponemos dos originales opciones para recorrer la ciudad. Una de ellas, la más clásica, es la de pasear por la ciudad en coche de caballos. Existen varias paradas oficiales en el centro de la ciudad, pero los coches de caballos también pueden recogerte en tu hotel o en el punto de la ciudad que desees. Otra forma es en barco, navegando por el tramo urbano del río Guadalquivir, desde donde obtendrás una visión panorámica de los monumentos cercanos al río. También podrás conocer la ciudad con los autobuses turísticos que parten de la Torre del Oro.

La ciudad ofrece bus urbano, metro,  tranvía y taxi, pero además podrás hacer uso de la bicicleta y pasear por los más de 140 kilómetros de carril.

Te proponemos algunas visitas singulares que te permitirán conocer algunos puntos más desconocidos.

Visita a las cubiertas de la Catedral: La visita tradicional de la Catedral de Sevilla nos permite admirar este bello edificio declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987 y Bien de Valor Excepcional en 2010, así como las numerosas obras de arte que contiene. Pero existe otra visita diferente a este templo: desde arriba, desde las cubiertas, para poder admirar en su totalidad la catedral gótica cristiana con mayor superficie del mundo. Es imprescindible realizar reserva previa en: reservas.cubiertasdelacatedral.com

 Visitas nocturnas del Real Alcázar: Los visitantes podrán entrar directamente en la historia del Alcázar conducidos por los personajes más importantes que habitaron en el conjunto palaciego y envolverse de la magia del monumento por la noche, descubriendo un nuevo Alcázar de Sevilla. Visitas de abril a octubre. www.alcazarsevilla.org

Visita a la Iglesia del Salvador: La Iglesia del Salvador, segundo templo más importante de Sevilla tras la Catedral, ofrece la posibilidad de realizar una visita guiada para conocer algunos de sus elementos más destacados, como el Patio de los Naranjos, la cripta, las cubiertas y el camarín de Nuestra Señora de las Aguas. reservas.cubiertasdelacatedral.com

Visita del Teatro de la Maestranza: ¿Por qué no conocer todos los rincones de uno de los mayores teatros de la ciudad y de Andalucía? Ya es posible. “Música y ópera tras el telón” es un tour por el interior del teatro cuyo fin es dar a conocer todo lo que no está a la vista de sus instalaciones y de sus actividades cuando se acude a disfrutar de un espectáculo. De esta manera podrás tener conocimiento de las modernas instalaciones y de la calidad y nivel internacional de la programación del Teatro de la Maestranza. www.teatrodelamaestranza.es

Por otro lado, existen numerosas empresas que realizan visitas guiadas a diferentes edificios que forman parte del patrimonio histórico-artístico de la ciudad (iglesias, conventos, museos, casas-palacios, cementerio…) así como itinerarios temáticos.

La gastronomía sevillana es tan rica como variada: recetas de antaño que han pasado de generación en generación, donde se funden la cocina tradicional y la moderna; deliciosos platos hacen que la oferta gastronómica sevillana sea considerada de primer nivel.

Aunque en Sevilla podemos encontrar excelentes restaurantes de cualquier especialidad, tanto nacional como internacional, la gastronomía sevillana encuentra sus verdaderas señas de identidad en el “tapeo”. Tapear no sólo incluye el simple acto de comer y beber, sino que es un acto social totalmente instaurado en la forma de vivir del sevillano.

El buen clima también ayuda, y te permite disfrutar de la gastronomía en los veladores al aire libre.

Famosa es la fritura de pescado conocida como “pescaíto frito”, casi de obligación, especialmente los boquerones, las puntillitas y el cazón en adobo.

Las tapas encuentran su mejor aliado en el vino de jerez, la manzanilla o los amontillados; pero el cálido clima sevillano aconseja la fría cerveza. Y si tu escapada de verano se centra en la ciudad andaluza prueba su gazpacho, mezcla de pan, agua, ajo, tomate, pimiento, vinagre y aceite de oliva, servido en vaso o en plato cuando se acompaña de guarnición.

No te vayas de Sevilla sin adquirir algún producto típico artesanal. En la zona centro se alternan comercios tradicionales con nuevos establecimientos de cadenas internacionales de moda, calzado, complementos, joyería, decoración, etc.

Por su gran tradición artesanal, se pueden adquirir productos típicos de gran calidad. Por ejemplo, alfarería y cerámica, las manufacturas tradicionales más arraigadas, con diversidad de productos y estilos. Tienen fama los del barrio de Triana, donde durante muchos siglos se concentraron la mayor parte de las fábricas y talleres artesanales.

La moda flamenca tiene mucho peso en la tradición comercial de la ciudad. El traje de flamenca es el único traje regional sujeto a la moda; cada año se celebran desfiles para mostrar las nuevas tendencias de un traje que favorece y embellece a la mujer.

La guarnicionería, debido a la gran afición al caballo, la fabricación de guitarras por parte de luthiers; los abanicos, los encajes y bordados de mantillas y mantones de Manila, son otros de los artículos artesanales de mayor interés.

Resaltar también la actividad artesanal desarrollada en torno a las celebraciones y representaciones iconográficas de la Semana Santa (imaginería, orfebrería, bordados, ebanistería, repujado, dorado, estofado, cerería, entre otras artes suntuarias).

MÁS SOBRE SEVILLA