Pasado, presente y futuro se fusionan en Valencia. En el corazón de la urbe se encuentra el conjunto catedralicio, en torno a la plaza de la Virgen con sus veintiún siglos de historia. Desde el Barrio del Carmen a la colorida Plaza del Ayuntamiento, el vitalismo mediterráneo está presente en sus edificios históricos, sus calles y plazas, y sus gentes. Valencia deja paso también a la naturaleza en plena urbe, con los jardines del Turia, un inmenso parque de 10 kilómetros que atraviesa la ciudad de las flores de oeste a este. Y omnipresente está su mar, desde El Cabañal hasta El Saler, y su fértil huerta, que simbolizan gran parte de su cultura, asociada a la tradición gastronómica valenciana, donde la paella es la reina indiscutible. Valencia es una ciudad de contrastes que mezcla la modernidad de la Ciudad de las Artes y las Ciencias con sus tradiciones de fuego y pólvora que dan luz a las Fallas.

www.visitvalencia.com

 

PUESTA DE SOL EN LA ALBUFERA DE VALENCIA

valencia-AlbuferaSi buscas naturaleza, la Albufera de Valencia es tu ruta. Se trata del lago más grande de España y una de las zonas húmedas más importantes de la península ibérica. Un paraje de gran interés ecológico en el que hibernan especies únicas de aves acuáticas. Y para comprobarlo de cerca, puedes optar por un paseo en barca por la Albufera, contemplando las tonalidades rojizas y doradas de la puesta de sol sobre las aguas.

Vista-aérea-de-ValenciaPuedes empezar por perderte por el barrio milenario de la ciudad, el del Carmen, para después dar un paseo por sus calles flanqueadas por edificios medievales como las Torres de Quart y las Torres de Serranos.

La Plaza de la Virgen y su conjunto catedralicio compilan en sus fachadas nada menos que veintiún siglos de historia en el corazón de la ciudad. Allí encontrarás tesoros como la Catedral de Valencia, el Miguelete, la Basílica de la Virgen o la Almoina. Sumérgete en uno de los mayores mercados de Europa, el Mercado Central, ubicado en el interior de una joya de la arquitectura pre-modernista, y entra en uno de los edificios más representativos del gótico civil en Europa, la Lonja de la Seda, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La Plaza del Ayuntamiento, con su fuente central y sus característicos puestos de flores, se encuentra rodeada de algunos de los edificios y lugares más representativos de la ciudad como la Plaza de Toros, la Estación del Norte, el Edificio de Correos, la Plaza Redonda y el propio Ayuntamiento de Valencia. Es conocida por ser el lugar donde se celebran todas las “mascletàs” que tienen lugar durante las Fallas.

Valencia-centroDel antiguo cauce del Río Turia, emanan los Jardines del Turia, un espacio verde que atraviesa la ciudad de oeste a este. Puedes recorrerlo en bici o viajando en tren. Imprescindible es hacer una parada en el Palau de la Música y disfrutar de los singulares puentes que lo cruzan de norte a sur. En el Parque de Cabecera se encuentra Bioparc Valencia, un zoológico de nueva generación concebido bajo la filosofía de zoo-inmersión. Al recorrer sus más de 100.000 metros cuadrados, te sumerges en los hábitats salvajes que recrea como la Sabana, Madagascar y África Ecuatorial, pudiendo disfrutar, prácticamente sin barreras, de diversos paisajes en los que conviven distintas especies.

El colofón de esta travesía por los Jardines del Turia es la llegada a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. De arquitectura futurista firmada por el valenciano Santiago Calatrava, sus edificios albergan un cine IMAX en l’Hemisfèric, el mayor acuario de Europa en l’Oceanogràfic, una exposición didáctica e interactiva en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe y la ópera más vanguardista en el Palau de les Artes Reina Sofía. Además, el puente de Assut de l’Or y el Ágora, sede principal del Open de Tenis 500, constituyen otra visita imprescindible.

Y no dejes de darte un baño en sus costas. Los más de 15 kilómetros de playas que van desde El Cabañal hasta El Saler tintan de color, sabor y ambiente marinero a esta capital del mar Mediterráneo. A pocos minutos del centro de la ciudad encontrarás las playas de Las Arenas y la Malvarrosa, con su largo Paseo Marítimo, donde podrás degustar una paella o tomar una copa. Y si prefieres los litorales salvajes, junto al Parque Natural de la Albufera encontrarás la playa de El Saler.

valencai Barrio-del-CarmenDesde la estación de Alta Velocidad, los trenes AVE unen la ciudad con Madrid, Cuenca, Sevilla y Córdoba.

Una vez en la ciudad, tienes muchas posibilidades de moverte por el entorno, ya sea a través de su red de metro o autobuses urbanos, ampliamente conectados y con buena fluidez en cuanto a horarios, o en bicicleta urbana. También dispones de la Valencia Tourist Card, una tarjeta combinada que te ofrece transporte público urbano gratuito y descuentos en museos, ocio, tiendas y restaurantes concertados.

valenciaPaseo-Marítimo-valenciaCuando cae la noche, la luna de Valencia y su agradable temperatura te invitarán a salir a cenar, o a asistir a cualquiera de las múltiples opciones de ocio que ofrece la ciudad: cine, teatro, danza, música… que junto a bares, cafeterías, restaurantes, salas de baile, etc. configuran una oferta para todos los gustos. El Barrio de El Carmen, en el casco antiguo de la ciudad, se ha consolidado como la zona más conocida para salir por la noche. Y junto al mar y en cuanto empieza el buen tiempo, la noche más chic está en la Marina Real Juan Carlos I, base de la America’s Cup y del Gran Premio de Fórmula Uno. Una zona donde tomar las primeras copas escuchando romper las olas.

Y para celebrar su fiesta más internacional, no te puedes perder las Fallas. Vibrarás con una mascletá, te emocionarás con la Ofrenda y disfrutarás con la sátira y el humor de sus más de 400 monumentos falleros que coronan calles y plazas de toda la ciudad. Las Fallas te esperan con castillos de fuegos artificiales, conciertos de rock y verbenas en cada rincón de la ciudad.

valencia-PaellaLa gastronomía valenciana es variada, natural y tradicional. Las frutas, verduras y hortalizas de su fértil huerta, junto a los pescados y mariscos frescos, son los principales ingredientes de esta exquisita cocina mediterránea.

Pero el protagonista en la mayoría de platos es el arroz en variadas formas de preparación, destacando la paella -plato estrella conocido internacionalmente- de pollo y conejo, bajoqueta (judía verde) y garrofón. Otros platos tradicionales que debes probar son el arroz al horno, arroz a banda (con pescado), arroz negro (con calamares en su tinta) y el arròs amb fesols i naps, un arroz caldoso con alubias y nabos o la fideuá (que sustituye el arroz por fideos).

Disfruta de las terrazas valencianas en el centro de la ciudad. Toma asiento y saborea una buena horchata, un refresco típico hecho con un fruto que sólo se cultiva en la huerta valenciana: la chufa. Acompáñala de los tradicionales “fartons” y vive en plena urbe una tarde mediterránea. Puedes continuar tu paseo por los establecimientos del centro donde tradición y artesanía se fusionan con modernidad y convierten a Valencia en una ciudad cosmopolita con una intensa vida comercial.

valencia-Mercado-de-ColonPara adquirir los productos típicos de la huerta y el mar valencianos, acércate al Mercado Central. Y si prefieres puedes recordar a Valencia por su gran tradición artesana, en especial por su cerámica. El pueblo de Paterna destaca por sus socarrats (“quemados”) y por sus ornamentaciones en verde y morado. Los abanicos pintados a mano, con varillajes tallados en marfil o en maderas exóticas, y el arte de la seda, plasmado en la artesanía fallera y en las prendas de gran liturgia, son otros de los objetos típicos que podrás adquirir por los mercadillos callejeros. Allí encontrarás los más variados artículos, desde ropa hasta antigüedades. Estos mercados, instalados en la vía pública sólo por las mañanas, se alternan durante la semana por los diferentes barrios.

MÁS SOBRE VALENCIA