villen-IglesiaSantiagointeriorEl estar en una encrucijada de caminos ha forjado la historia de Villena y su rico patrimonio, legado de los pueblos de la Edad del Bronce, la cultura musulmana o los señores feudales como Don Juan Manuel, autor del Conde Lucanor, o los famosos Marqueses de Villena, la familia Pacheco. A esto hay que unir un extenso entorno natural, en el que poder realizar múltiples actividades al aire libre; sin olvidar los vinos y la gastronomía típica inspirada por la fértil huerta. Como colofón, el viajero puede tomar parte en la multitudinaria algarabía de sus fiestas y tradiciones, entre las que destacan los Moros y Cristianos.

www.turismovillena.com

 

VILLENA, CRUCE DE CAMINOS

Privilegiado enclave al noroeste de la provincia de Alicante, Villena conforma una encrucijada de caminos entre la meseta castellana y la costa levantina.

Villena-vistaVillena cuenta con una variada oferta patrimonial entre la que destaca el Castillo de la Atalaya, del siglo XII, con su imponente torre del homenaje de bóvedas almohades. Esta impresionante fortaleza se alza sobre el Casco Histórico, declarado Bien de Interés Cultural, con sus estrechas y coloridas calles. En él encontramos la Plaza Mayor, centro político y social de Villena durante su historia; o las Iglesia de Santiago y Santa María, del siglo XVI. La primera es uno de los templos góticos más importantes de la región con sus excepcionales columnas helicoidales; mientras que Santa María fue levantada sobre la antigua mezquita mayor musulmana. Merece también una visita el Santuario de la Virgen de las Virtudes, antiguo monasterio renacentista dedicado a la patrona de Villena. Además, la ciudad dispone de una amplia oferta museística conformada por el Museo Festero, dedicado a las Fiestas de Moros y Cristianos de la ciudad; el Museo Escultor Navarro Santafé, autor de obras como el “Oso y el Madroño” de la Puerta del Sol de Madrid; y el inolvidable Museo Arqueológico José María Soler. Este museo está ubicado en el bello palacio renacentista del Ayuntamiento, y guarda entre sus piezas el famoso Tesoro de Villena, de más de 3.000 años de antigüedad y que constituye el más importante tesoro prehistórico de Europa.

La ciudad se encuentra excelentemente conectada con las principales urbes de su entorno, gracias a que el valle del Vinalopó constituye una histórica tierra de paso entre la costa alicantina y el interior de la meseta española. Esto ha justificado la nueva estación de Alta Velocidad de Villena, a la que hay que unir la estación de la línea férrea Valencia-Alicante. Además, por Villena discurre la autovía A-31 Madrid-Alicante y un enlace con la A-35, que une la anterior con Valencia; sin olvidar que a tan solo 30 minutos tenemos el el aeropuerto de Alicante, de gran importancia nacional.

campanario-iglesia-VillenaVillena posee una animada oferta cultural encabezada por sus Fiestas de Moros y Cristianos, celebradas del 4 al 9 de septiembre, y que son las más participativas de España, con alrededor de 12.000 personas en sus fastuosos desfiles. Un grandioso espectáculo de luz, música, color y pólvora del que disfrutar tanto de día como de noche. A mediados de marzo, el casco histórico revive su pasado medieval, con los vecinos adornando sus casas y vistiéndose a la moda de la época. Se trata de las Fiestas del Medievo, que cuentan con un sorprendente programa de espectáculos y un gran mercado medieval. A lo anterior hay que unir recientes espectáculos como el famoso festival veraniego ¡Aupa Lumbreiras!; o la Muestra Villena: una feria con expositores, tiendas, exhibiciones y variadas actividades que se celebra en septiembre. Villena, además, tiene importantes centros culturales como el Teatro Chapí, un monumental edificio de principios de siglo XX dedicado al famoso zarzuelista natural de Villena, Ruperto Chapí, y que en la actualidad es uno de los teatros con más actividad de la Comunidad Valenciana; o la Casa de la Cultura, con exposiciones, charlas, certámenes, y obras de cine y teatro. Otro lugar destacado es la Plaza de Toros, de principios del siglo XX, siendo una de las escasas plazas de toros de la provincia. Junto a algunos de los principales toreros, por ella han pasado famosos visitantes como el nobel estadounidense Ernest Hemingway. El coso fue remodelado en 2011 para acoger todo tipo de espectáculos.

Villena cuenta con una gastronomía mezcla de la tradición mediterránea y manchega. A platos como el gazpacho manchego, el arroz y pata, o el trigo “picao”, se unen suculentos manjares como el zarangollo, los embutidos, las pelotas de relleno, o la sencilla y deliciosa “gachamiga”. Platos todos que podrás disfrutar en nuestros numerosos restaurantes y bares. Con el buen tiempo, hay que disfrutar en nuestras terrazas de nuestras tapas autóctonas, como las habas o los deliciosos caracoles en salsa; manjares locales que no hay que perderse.

villena-productoslocalesNo dejes de visitar nuestras panaderías para saborear las más apetitosas pastas tradicionales: sequillos, rollicos de vino o almendrados, se acompañan de licores como el cantueso, el herbero, el anisete o el exclusivamente autóctono Katakí. Además, Villena cuenta con el mayor número de bodegas de la provincia, con caldos basados en variedades de uva como la autóctona Monastrell, además del Fondillón, el vino alicantino más famoso de la historia. Todo lo cual ha permitido nuestra inclusión en la Ruta del Vino de Alicante, donde poder disfrutar del mejor enoturismo en nuestras a bodegas y restaurantes.

villena-Moros-y-CristianosSi lo tuyo son las compras, las Calles Corredera, Joaquín María López y Avenida de la Constitución cuentan con el comercio más variado, donde poder adquirir entre otros el Calzado de Villena, de larga tradición y calidad. Además, desde el s. XIII, Villena celebra mercado todos los jueves. A todo lo anterior, se puede sumar la visita a algún taller de artesanía relacionada con las fiestas de Moros y Cristianos, donde conocer de primera mano el proceso de creación de estos fabulosos trajes.

MÁS SOBRE VILLENA