Zaragoza es una monumental ciudad de más de dos mil años que atesora una representación de la arquitectura mudéjar civil y religiosa declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Romanos, musulmanes, judíos y cristianos dejaron su impronta en forma de patrimonio vivo y han conformado la singular personalidad de esta urbe que abre los brazos a todos sus visitantes. De la fuerza y la inteligencia de la obra de Goya a la grandiosidad barroca de la Basílica del Pilar, el Palacio de la Aljafería, máximo exponente de la Marca Superior de Al-Ándalus, o la arquitectura contemporánea que ofrece ejemplos como la Torre del Agua o el Pabellón Puente, la ciudad de Zaragoza es una mezcla acompasada de arte, arquitectura y cultura.
La calidez de sus gentes, su variada gastronomía desde el plato tradicional, hasta el amplio abanico de tapas o la cocina de diseño, y su doble esencia clásica y contemporánea conforman la identidad de la ciudad del Ebro.

www.zaragozaturismo.es

 

Si hay un marco símbolo de Zaragoza es su imponente Plaza del Pilar, que alberga dos de los monumentos más significativos de la ciudad: la solemne Basílica del Pilar y la ceremoniosa Catedral de San Salvador. La primera, el templo mariano más importante de España, se alza luciendo un célebre perfil en cuyo interior encontrarás la sorprendente Capilla de la Virgen, los frescos de Goya, el Retablo de Damián Forment y la posibilidad de subir a una de sus torres para divisar una espectacular panorámica zaragozana. El Pilar es el templo más importante de la ciudad junto a la Catedral de San Salvador, o La Seo, como es llamada popularmente. Esta impresionante catedral, la primera cristiana de Zaragoza, fue construida sobre la mezquita mayor de la antigua ciudad musulmana y conserva hoy en día un ecléctico conjunto de estilos, desde el románico hasta el neoclásico. En el exterior, su magnífico muro de la Parroquieta, obra cumbre del mudéjar zaragozano, sirve de preámbulo a la soberbia colección de tapices flamencos del Cabildo Metropolitano que atesora en su interior. Frente a La Seo se encuentra ubicado el Museo Diocesano, de reciente inauguración, con una magnífica colección de arte sacro.

zaragozafiestaspilar_agustinmartinezOtra joya que refleja el esplendor histórico de la capital es el Palacio dela Aljafería. Sus pórticos ajardinados del Patio de Santa Isabel, el Salón Dorado y el Oratorio o la Torre del Trovador, donde el mismo Verdi sitúa la acción de su famosa ópera, son los recovecos imprescindibles de este hermoso monumento, la construcción civil hispano-musulmana más importante del siglo XI. Este grandioso edificio, junto a la Seo y la iglesia de San Pablo han sido declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO por su mudéjar, estilo arquitectónico único que recoge la influencia y tradición de los artistas musulmanes.

Zaragoza es, sobre todo, una ciudad de contrastes y de historia milenaria. El visitante debe perderse por las calles y plazas de su casco histórico, uno de los más extensos del país, donde encontrará tesoros como los restos arqueológicos de su teatro Romano, edificios magníficos de los siglos XV y XVI, hoy convertidos muchos de ellos en museos y salas de exposiciones, o imponentes iglesias barrocas, como la de San Felipe o San Carlos.

Pero la magia de esta zona no deriva únicamente de su gran interés monumental: el carácter acogedor y abierto de sus gentes hace que en sus calles, plazas, comercios tradicionales y cafeterías sea muy fácil incorporarse al ambiente alegre y vivo de la ciudad. De este modo, el Mercado Central se convierte en una visita indispensable: esta joya modernista, al servicio de los zaragozanos desde 1902, se convierte todos los días en un espacio para el deleite de los sentidos.

 

EL MAYOR ACUARIO FLUVIAL DE EUROPA

Situado en el antiguo recinto de la Expo, puedes disfrutar hoy en día del mayor acuario fluvial de Europa. El Acuario de Zaragoza cuenta con unos 5.000 ejemplares de 300 especies de cinco grandes cuencas hidrográficas: Nilo, Mekong, Amazonas, Murray-Darling y Ebro, cada una representando a los cinco continentes. El acuario ofrece la posibilidad de vivir una experiencia inolvidable: realizar un bautismo de buceo en el tanque central denominado “Río del Mundo”, donde conviven especies que habitan en ríos y ecosistemas diferentes como arapaimas o pirañas.

La Estación Intermodal Zaragoza Delicias, punto de llegada del AVE e integrada en la ciudad, acoge a los viajeros que entran y salen de Zaragoza en tren o autobús a numerosos destinos de la Península. Además de la modernísima Estación Intermodal, el aeropuerto une la ciudad con el mundo por medio de numerosas conexiones nacionales e internacionales.

Dentro de la ciudad hay varias opciones de transporte público con una clara vocación ecológica y sostenible. A la red de autobuses urbanos hay que sumar el tranvía, el servicio de alquiler de bicicletas Bizi Zaragoza y el “Bus Turístico” con parada en la propia estación.

Entre la diversa red de museos de la ciudad no debes perderte los espacios arqueológicos legados por los romanos: las Termas, el Foro, el Teatro y el Puerto fluvial de Caesaraugusta. Pero además la ciudad cuenta con renovados espacios expositivos como el Museo Goya – Colección Ibercaja, el único museo en el mundo en donde se exhiben las cuatro grandes series de grabados de Goya, o el impresionante Museo de escultura Pablo Gargallo, instalado en el palacio renacentista aragonés de Argillo del siglo XVI. Otros edificios renacentistas jalonan el Casco Histórico de la ciudad y sirven de singulares marcos para exposiciones, el Palacio de Sástago, el Patio de la Infanta y, sobre todo, la Lonja, de estilo italianizante. A estos centros se añaden el renovado Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneo IAACC Pablo Serrano, compendio de la obra de este genial escultor y de exposiciones temporales, el Museo de Zaragoza con sus colecciones de arqueología y bellas artes –en la que se exhiben varios óleos de Goya, entre otros artistas- y el Centro de Historias, espacio propicio a las más modernas tendencias artísticas. En el Centro de Historias se sitúa EMOZ (Escuela Museo de Origami de Zaragoza), primer museo dedicado al arte del plegado de papel de Europa.

Zaragoza es, además, una ciudad con una vida cultural intensa. Grandes eventos de todo tipo se dan cita en escenarios como el Auditorio, el Teatro Principal o el nuevo Palacio de Congresos, ubicado en el recinto de la Expo. Y es que precisamente tras la celebración de la Exposición Internacional de 2008, Zaragoza se presentó al mundo como una ciudad renovada con una infraestructura de arquitectura moderna.

El-Pilar-ZaragozaEntre los edificios vanguardistas que permanecen en la ciudad como legado de la Expo, puedes contemplar la Torre del Agua, del arquitecto Enrique de Teresa, que desde sus 76 metros de altura y diseño acristalado ofrece unas bellas vistas de la ciudad. También es posible admirar el Pabellón Puente, concebido con forma de gladiolo, que fue diseñado por la prestigiosa arquitecta angloiraquí Zaha Hadid, o el que fue el Pabellón de España durante la Expo, obra de Francisco Mangado, un bosque a través de pilares y volúmenes de vidrio, ejemplo de arquitectura comprometida.

Otro de los placeres que ofrece Zaragoza es disfrutar de las zonas verdes, uno de los principales activos de una ciudad que cuenta con dos pulmones como el Parque José Antonio Labordeta o el Parque del Agua Luis Buñuel, ricos en variedad faunística y vegetal. Este último ofrece multitud de actividades e incentivos para empresas y para todas las edades, desde el vertiginoso descenso por el Canal de Aguas Bravas hasta el Parque Multiaventuras, una partida de golf o una relajante sesión de spa

zaragoza-gastronomiaSi vas a Zaragoza no puedes dejar de degustar el típico ternasco de Aragón, aunque hay también una gran afición por el buen pescado, siendo el bacalao uno de los preferidos. Las sopas de ajo, el pollo al chilindrón o las migas no faltan en los restaurantes tradicionales, y la huerta proporciona todo tipo de verduras –la más popular es la borraja-, hortalizas y riquísimas frutas. Productos estrella son también el jamón de Teruel y el aceite del Bajo Aragón, y entre los dulces, las frutas de Aragón, el turrón de guirlache o el melocotón al vino endulzarán tu paladar. De los vinos aragoneses cualquiera de las cuatro Denominaciones de Origen -Somontano, Cariñena, Campo de Borja y Calatayud- ofrecen excelentes variedades y una oferta siempre creciente.

zaragoza-saboresPara conocer la gastronomía de Zaragoza, puedes empezar por sus tapas típicas, pequeñas creaciones que van desde las más tradicionales, que ya son todo un clásico en la ciudad, hasta las más novedosas, auténticos ejemplos de la cocina más vanguardista. Eso sí, todas ellas con un punto en común: la gran calidad de sus productos y su esmerada presentación y si quieres disfutar de ellas de manera fácil y económica, puedes hacerlo con la Zaragoza Card Tapas. Muy populares en la ciudad son, entre otras, algunas zonas del Casco Histórico como el Tubo, San Miguel, La Magdalena, Santa Marta o Santa Cruz.

La noche zaragozana también ofrece posibilidades para todos los gustos, con variedad de diferentes zonas de marcha, que sin recorrer largas distancias, se distribuyen a lo largo de toda la ciudad ofreciendo música pop española, ska, rock, merengue, reggae, heavy, dance, chill-out, hip-hop, salsa y mucho más. El Royo, la Zona, el Casco o Doctor Cerrada son algunos referentes de ocio nocturno de la ciudad que debes tener en cuenta.

zaragozafuentehispanidad_agustinmartinezNo te vayas de Zaragoza sin disfrutar de un paseo por su casco urbano, donde se concentran los principales establecimientos comerciales de la ciudad. En torno a la calle Alfonso I, Don Jaime, Coso, Paseo de la Independencia, Paseo de Sagasta, Gran Vía y otras calles que confluyen en la Plaza Paraíso, podrás encontrar desde tiendas de diseño hasta galerías de arte, anticuarios, firmas de moda de fama internacional, tradicionales tiendas para gourmets y confiterías donde llevarte un dulce recuerdo de la ciudad o mercadillos de antigüedades, libros, numismática, y una infinidad de artículos, como el de la Plaza de San Bruno.

Además, Zaragoza se puede disfrutar de muchas maneras, entre ellas a través de los numerosos servicios turísticos que Zaragoza Turismo pone a disposición del visitante. Puedes subir al Bus Turístico para conocer la ciudad a vista de pájaro. Y si quieres que tu visita siga yendo sobre ruedas, una buena opción es siempre el Bizitour, un paseo guiado en bici con el que poder conocer las riberas del Ebro y la zona nueva Expo Zaragoza 2008.

Pero si lo que te apetece es pasear, cualquier modalidad de visita guiada te gustará. Los paseos guiados –romano, renacentista, mudéjar o de Goya- y las rutas con informadores turísticos que te guiarán por La Seo, el Pilar o el Casco Histórico.

¡Pero hay muchas más opciones!, una visita al sorprendente palacio renacentista de la Real Maestranza, una visita panorámica “a la carta”, la visita adaptada Zaragoza accesible, el Divertour, que da continuidad al Megabús, especialmente diseñado para las familias con niños, o las gastronómicas Chocotour y Saborea Zaragoza, dos formas deliciosas de descubrir el rico patrimonio histórico, cultural y gastronómico.

Además, para que tus compras y consumiciones en la ciudad tengan descuento, y para disfrutar de servicios turísticos, acceder a museos y monumentos o hacer uso del transporte público de forma gratuita, una buena idea es obtener la tarjeta turística Zaragoza Card.

MÁS SOBRE ZARAGOZA