Loja

Loja

LA CIUDAD

Loja, la ciudad que históricamente ha determinado la comunicación interior entre la baja y alta Andalucía, es la cabecera de su comarca, tanto por su milenaria historia y gran riqueza monumental, como por su número de habitantes y la gran extensión territorial de su término municipal.

Situada en el estrecho y delicioso valle que forma el río Genil al abrirse paso entre la Sierra Gorda y el Monte Hacho, conserva abundantes vestigios arqueológicos de la Edad del Bronce y de época musulmana, entre los que figuran los restos de su alcazaba medieval y el recinto fortificado que envolvía su antigua medina arábigo-andaluza.

Se comprende que Loja fuera «puerta y llave del reino granadino» para los Reyes Católicos. El nombre árabe de Loja, Medina Lauxa (“la Ciudad Guardiana”), remite a su enorme importancia estratégica y al trascendente papel militar jugado durante la conquista cristiana del reino de Granada. De la estima que Fernando e Isabel le tuvieron tras su caída, ocurrida en 1486 tras varios días de asedio, habla el escudo heráldico que el monarca de Aragón mandó otorgarle: un castillo dorado sobre un puente alomado de oro con la leyenda inscrita “Loxa flor entre espinas”.

Loja atesora numerosos recursos turísticos. Aparte de su patrimonio histórico y monumental, la Sierra de Loja ofrece rutas y senderos por paisajes agrestes y sorprendentes, como el Charco del Negro. Además ofrece la posibilidad de la práctica de la espeleología gracias a sus numerosas cavidades, fracturas y cuevas verticales. Sus proximidades reúnen además condiciones idóneas para la práctica del vuelo libre, teniendo varios despegues y aterrizajes en la Estación de Vuelo Libre de Loja.

Más información: www.lojaturismo.com

IMPRESCINDIBLE

Sus orígenes con frecuencia se diluyen entre la realidad y la leyenda: la febril imaginación de Fray Juan Seco situaba su fundación remota tras el diluvio bíblico, momento en que Túbal, descendiente directo de Noé, la denominara del mismo modo que a su hija predilecta Alfeia.
Sin embargo, más allá del mito y la ficción, Loja se documenta desde los tiempos paleolíticos, desde entonces hasta hoy no ha dejado de ser un enclave de población apetecido por los pueblos íberos, por la Roma imperial, por los primeros bárbaros, por los musulmanes… y así hasta nuestros días.
Para pasear por su historia hay que comenzar por el complejo megalítico de Sierra Martilla, yacimiento arqueológico (próximo a las localidades anejas de Las Rozuelas y Ventorros de San José) ofrece el más espectacular de los testimonios de arquitectura prehistórica en Loja (2800/1900 a. C.).
Tras el mundo visigodo, del cual se conservan algunas evidencias arqueológicas y epigráficas recogidas de distintos lugares del municipio, irrumpe el islam.

El conjunto de La Alcazaba de Loja constituye la principal realidad monumental derivada de aquella circunstancia: la Torre del Homenaje, el aljibe, el Patio de Armas y un recinto amurallado que se refuerza con cerca de una veintena de torres, que aun hoy algunas sobreviven al paso de los siglos. Loja cuenta con numerosas torres atalaya (vigilancia) y de alquería (refugio para la población rural). Son el testimonio final de la última frontera de al-Ándalus.
Tras la conquista de los reyes cristianos, Loja se estructura en parroquias: la Iglesia Mayor de la Encarnación (antigua Colegiata) en su interior guarda tesoros de gran valor, la Iglesia de San Gabriel un modelo renacentista con trazas de Juan de Maeda, y la Iglesia de Santa Catalina son sus templos más significativos, aunque no hay que dejar de visitar la retablística barroca de la ciudad en el Convento de Santa Clara y la Ermita de Jesús Nazareno.

Nuestra historia más reciente en el plano histórico-artístico, el s. XIX en Loja se va a caracterizar por las iniciativas constructoras de la familia Narváez, que enriquecerá la ciudad con la edificación de obras como el Palacio de Narváez que hoy alberga al Ayuntamiento, la Capilla–Mausoleo del General o el Jardín de Narváez, en el entorno de la ciudad, residencia campestre del “Espadón de Loja”.

Y para introducirnos en su cultura, no podemos dejar de presenciar una de sus fiestas más ancestrales y arraigadas, su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía y Decana de la provincia de Granada, que entre sus particularidades destaca la figura de "Los Incensarios", donde su existencia está datada desde 1765 y simulan una guardia que, convencida de la inocencia de Jesús,  le rinde homenaje quemando incienso.

Más información: www.lojaturismo.com

MUÉVETE

La estación de tren de Loja se encuentra a penas a 2 kilómetros del centro histórico de la ciudad y la línea de autobús urbano hace el acceso mucho más fácil para el viajero.

Se sitúa a pie de la autovía A-92, km. 192, eje principal de comunicación de Andalucía, por la que hoy día se realizan la mayoría de los desplazamientos dentro de nuestra Comunidad Autónoma, lo que permite que desde las capitales de provincias más lejanas no se empleen más de tres horas en llegar a la ciudad, quedando los aeropuertos internacionales de Granada o Málaga a 20 y 40 minutos respectivamente.

Por otro lado y con facilidad, encontramos el servicio de autobuses que llegan y parten hacia todas las ciudades de España bien directamente o a través de transbordos. La frecuencia es de uno cada hora aproximadamente.

Más información: www.lojaturismo.com

ALTERNATIVA

Enclavada en el estrecho valle que forma el río Genil al abrirse paso entre la Sierra de Loja y el Monte Hacho, Loja ha visto como su patrimonio medioambiental se ha convertido en uno de sus mayores recursos turísticos. Especial protagonismo cobra en su entorno el agua, que la roca caliza filtra en la Sierra de Loja, haciendo brotar numerosos manantiales y más de 100 fuentes en el municipio que configuran la Ruta del Agua. Loja, es conocida como “Loja, ciudad del agua” gracias a parajes declarados Monumentos Naturales, como:

Riofrío, localidad aneja -pedanía- de Loja, a pie de la A-92, y de gran interés por su valor medioambiental y gastronómico. Agraciada por los ríos Riofrío -que le da nombre- y Salado. Merece una especial atención al recorrido hasta el nacimiento del río Riofrío que nos permite adentrarnos en la naturaleza salpicada por antiguos molinos de finales del s. XVIII. La trucha es el principal recurso de Riofrío. Se pueden observar en las zonas vedadas del río o degustarla en cualquiera de sus múltiples restaurantes. La gastronomía es un punto fuerte. Completan la oferta el esturión y para sibaritas, el caviar con denominación de origen de Riofrío (considerado el Mejor Caviar del Mundo en 2005).

Y Los Infiernos de Loja, pintoresco enclave de cascadas y edificios travertínicos donde el encajonamiento del río Genil a su paso por Loja, ha formado un gran precipicio en el terreno calizo al que viene a despeñarse el arroyo Manzanil tras el riego de la fértil vega, formando la Cola del Caballo, admirable cascada en la que el agua salva un desnivel de unos 9 metros de altura.

Por todo ello, cuenta con el Centro de Interpretación del Agua de Loja donde se le da el valor que se merece el agua.

A su indudable valor medioambiental hay que unir su idoneidad como escenario para todo tipo de actividades de turismo activo, desde el senderismo y la escalada hasta la pesca deportiva y el vuelo libre, actividad esta última en la que Loja es un referente internacional.

Más información: www.lojaturismo.com

PARA SABOREAR

Entre los tesoros que conserva Loja, encontramos una exquisita gastronomía, deleite para residentes y visitantes, que engloba cárnicas, pescado, verduras o deliciosos postres.

En Loja existe una variada oferta de bares y restaurantes en los que degustar sus platos más típicos, bien a mesa y mantel, o bien tapeando, algo muy popular ya que en Loja las tapas cuentan con la peculiaridad de que se sirven de manera gratuita con la bebida. Eventos a destacar la “Ruta de la tapa” durante un fin de semana de marzo o abril, donde los bares de tapas compiten por ver quién elabora las tapas más exquisitas y novedosas. Por su parte, los participantes en esta ruta tienen un único objetivo: conseguir sellar antes que nadie el pasaporte de esta ruta que certifica que ha pasado por todos los bares y degustado todas las tapas para así poder participar en el sorteo que cada año se hace.

El cordero lojeño, de proyección internacional, es un manjar exquisito que se elabora en múltiples formas, si bien el más conocido es el plato de “cuchifrito de chivo”, donde la carne se funde con el exquisito sabor de los productos de la tierra. No solo en cárnicas es Loja tierra de gastronomía excelente, en el año 2005 el caviar de Riofrío obtuvo el premio al mejor caviar del mundo, de ahí que platos como “la trucha a la brasa”, o “el esturión al fino” destaquen también en las pinceladas gastronómicas de su oferta culinaria. Múltiples gazpachos o platos elaborados como el “remojón” ensalada con patatas y exquisitos gajos de naranja, o el “gazpachuelo” que conecta la oferta culinaria con la vecina Málaga, son exponentes de su variada agricultura.

Capítulo aparte merece su deliciosa repostería cuyo rey indiscutible es el “Rosco de Loja”, con su deliciosa base de huevo y bizcocho a la que se adhiere el gustoso merengue que lo cubre, a él se unen deliciosas opciones como el tocino de cielo, los pastelillos de santa teresa o los dulces de gloria.

Más información: www.lojaturismo.com

NO TE VAYAS SIN

En Loja hay que sentir, por ello, no te puedes marchar sin ver un amanecer desde sus miradores. Sin pasear por sus calles llenas de historias y recuerdos de sus más ilustres personajes escondidos por la ciudad. Sin perderte por sus parajes naturales llenos de vida y belleza. Y si eres más arriesgado, llevándote la experiencia de sobrevolarla gracias a la Estación de Vuelo Libre de Loja.

Llévate un trocito de su cultura y sus fiestas, de su Semana Santa, decana de la provincia de Granada, que se presenta como todo un evento de carácter antropológico, donde se ponen de manifiesto una serie de valores y costumbres arraigadas en el tiempo, promovida por el verdadero sentir y el tesón de un pueblo, que año tras año hace que sigan vivas las costumbres de sus antepasados.

No te marches de la ciudad sin probar su agua, su caviar, su cordero, y para partir con un dulce sabor que mejor que hacerlo con un Rosco de Loja.

Más información: www.lojaturismo.com

 




Regístrate a nuestra newsletter para
recibir ofertas especiales, descuentos y novedades.


Entérate de todo lo que pasa





    Copyright © 2012-2019 Pipeline Software / Ciudades AVE. Todos los derechos reservados Pipeline Software

    Política de Cookies

    Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Pulsando en "aceptar" consientes el uso de todas las cookies, pero puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
    Aviso Cookies