El municipio de Orihuela se localiza al sur de la Comunidad Valenciana, y con una extensión de 443,2 km2 se extiende hasta el mar con 16 km de costa, con un litoral que alterna las playas arenosas con los acantilados. Se trata del término municipal más grande de la provincia de Alicante y el segundo de la Comunidad Valenciana.

La ciudad destaca por su patrimonio cultural y natural, siendo su centro histórico, declarado histórico-artístico y monumental, el mayor exponente monumental. Sus festividades también son relevantes y de entre ellas destaca la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional.

Ciudad natal de Miguel Hernández, en sus calles se encuentran motivos de la vida y obra de uno de los poetas españoles más internacionales. Orihuela es uno de los principales destinos turísticos de la Comunidad Valenciana. Una ciudad que alberga multitud de tesoros, como la obra de Diego Silva Velázquez “La Tentación Santo Tomás”, y obras únicas del genial escultor Francisco Salzillo.

Orihuela, ciudad declarada Conjunto Histórico desde 1969

Una de las ventajas de Orihuela es que podrás recorrer a pie su conjunto monumental dando un agradable paseo a través de la historia. Empezamos el recorrido con la Catedral gótica y el Palacio Episcopal, sede del Museo Diocesano de Arte Sacro, son los hitos con los que Orihuela te sorprenderá a continuación. Entre todas sus obras destaca el lienzo de Diego Velázquez «La tentación de Santo Tomás de Aquino», junto al conjunto de una gran colección pictórica y escultórica. Igualmente cabe resaltar un textil, manuscrito e incunable, de Las crónicas de Nuremberg de 1493.

La tentación de Santo Tomás de Aquino

Continuamos con una visita a la Iglesia de Santiago en cuya portada principal podrás observar el escudo de los Reyes Católicos testigo de su paso por la ciudad en el 1488 en la que presidieron sesión de Cortes de la Corona antes de acometer la toma de Granada, y el parteluz con el Apóstol Santiago.

Iglesia de Santiago

Continuamos nuestro paseo por Orihuela hasta la calle de Arriba, (actualmente C/ Miguel Hernández), para descubrir y visitar la Casa Museo de uno de los poetas españoles más importantes del siglo XX: Miguel Hernández. En esta edificación vivió el poeta con sus padres y hermanos desde 1914 hasta 1934. Se trata de una vivienda con explotación ganadera, similar a otras existentes en la misma calle a principios del siglo XX.
La vivienda consta de varias dependencias y se conserva el mobiliario y ajuar doméstico típico de las viviendas oriolanas de principios del siglo pasado, junto con fotografías de distintos momentos de la vida del poeta.

El Palmeral: un oasis milenario, emblema de la naturaleza en Orihuela

En este post también te proponemos un paseo único por un entorno milenario extraordinario: el Palmeral de Orihuela, el segundo palmeral más grande y más antiguo de Europa. Paraje Pintoresco, Bien de Interés Cultural (BIC) del Patrimonio Histórico Español y Lugar de Interés Comunitario (LIC).

Hablar del origen del Palmeral es remontarse a la época de Al-Ándalus, cuando la ciudad amurallada de Orihuela era punto de parada en el corredor comercial que iba desde Lorca hasta Alicante. Su palmeral funcionó como un verdadero oasis para los viajeros, que hacían un alto en el camino para disfrutar a la sombra de las palmeras datileras. El Palmeral de Orihuela ya era entonces lugar privilegiado de descanso y de abastecimiento para propios y extraños. Tal es así, que su importancia como oasis le permitió superar el impacto de la conquista cristiana y de otros sucesos históricos de enorme trascendencia, como la expulsión de los moriscos (1609), últimos descendientes de los fundadores andalusíes.

El Palmeral y sus huertos reúnen una población de diez mil palmeras, principalmente del tipo Phoenix dactylifera, algunas con más de 300 años de edad. Visitar el Palmeral es una lección viva de la historia de esta tierra, todo un viaje cultural y medioambiental que no te puedes perder.

Fiestas de Orihuela

Orihuela cuenta con un amplio calendario de actos festivos a lo largo de todo el año, desde las fiestas de San Antón, patrón de los animales en el mes de enero, o el Mercado Medieval, uno de los más grande de España.

La Semana Santa de Orihuela, declarada de interés Turístico Internacional, hunde sus raíces en la liturgia de los Ramos, de la que ya tenemos conocimiento a través de una carta de Alfonso X el Sabio datada en Córdoba a 27 de mayo de 1281.

«La Diablesa», de Nicolás de Bussy

Y en el mes de julio las Fiestas de la Reconquista y Moros y Cristianos de Orihuela, declaradas de interés Turístico Nacional, donde la historia y la leyenda se mezclan recreando un ambiente único, en el que la figura de la Armengola y la Gloriosa Enseña del Oriol tienen el máximo protagonismo.

Playas de Orihuela: donde el mar se convierte en vida

Ya lo decía el poeta del pueblo, Miguel Hernández: “el corazón es agua”, y esta tierra, ahora más que nunca, te ofrece un mar de vida, un mar de salud. Además, complementado con el ingrediente más importante: la calidad. Certificada por organismos de reconocido prestigio internacional como lo son las 11 Banderas Azules, las 11 playas con el distintivo de Qualitur, 5 con certificados “Q” de Calidad Turística, 5 distinciones del SICTED, y 11 playas certificadas en ISO 9001 y 14001 de Calidad y Medio Ambiente acreditan su atractivo, sostenibilidad y gestión, que invitan a disfrutar de baños en sus aguas cristalinas, playas de arena fina y calas que evocan los paisajes más espectaculares.

Los amantes de la navegación a vela o a motor y de la pesca también van a hallar su destino en Orihuela. Van a encontrar dos espacios imprescindibles para la práctica de los deportes náuticos y el disfrute el ocio junto al mar: el Club Náutico Dehesa de Campoamor, distinguido con Bandera Azul, y el Puerto Deportivo de Cabo Roig.

Orihuela: gastronomía tradicional

De esta tradición nacen sabrosas recetas que son típicas de las distintas épocas del año, como el arroz y verduras, el cocido con pelotas, el guisado de pavo, el arroz y costra, el trigo picao… y un sinfín de creaciones gastronómicas. Productos de la zona, especialidades de la tierra y del mar, pero también todo tipo de cocina nacional e internacional.

Pero para quien busca una delicia única, qué decir de la repostería conventual, de época medieval: sus zamarras, chatos, pasteles de gloria, almojábanas, su tortada de almendras… un arte culinario que llena de placer hasta al paladar más exquisito.

Orihuela ya es miembro asociado, o de pleno derecho, de la Red de Ciudades AVE, una asociación que cuenta con más de 15 años de andadura y que nació para promocionar los destinos que la integran. En este post te hemos hablado solamente de una pequeñísima parte de todo lo que podrás descubrir si la visitas. ¡Bienvenida, Orihuela!

Leave a Reply